Es muy difícil lograr metas maravillosas si estás solo.

 

Todas las personas que han logrado cosas grandes, han recibido ayuda. Algunos les llaman padrinos, mamuts o reyes magos.

¿Cómo ayudaron los reyes magos a Jesús?:

  • Le llevaron oro, mirra e incienso.
  • Lo acompañaron ese día.
  • Robustecieron su imagen ante los demás.
  • Apalancaron su influencia.

 

El objetivo del artículo es ayudarte a identificar la persona que te ayudará a lograr tus metas y la manera en que influirás en ella para conseguirlo.

 

Al leer y aplicar este artículo podrás:

  • Detectar a la persona que te ayudará a lograr tu meta
  • Influir en ella para que te ayude a lograrla.

 

Estos son los pasos:

  1. Identifica tus metas.
  2. Ubica quién te puede ayudar a lograrlas.
  3. Ayúdalos a conseguir sus metas.

 

1.- Identifica tus metas

Nadie puede ayudarte a lograr tus metas si aún no sabes cuáles son.

Existe un método para crear metas grandes, positivas y alcanzables. En otro artículo hablaremos sobre ello. Por el momento, escribe las 5 metas que más resuenen contigo. Recuerda que quieres aplicar el sistema para encontrar a tu Mamut, ya luego podrás ajustar y repetirlo con otra persona.

Más importante que la acción, es el hábito que estás formando.

 

2.- Ubica quién te puede ayudar a lograrla

La clave está en pedirle ayuda a la persona correcta, al especialista en esa área y quien ya recorrió el camino.

 

“Para saber qué hay al otro lado del camino pregúntale a quien viene de regreso” – Proverbio chino

Si necesitas ayuda para construir una casa pídele ayuda al arquitecto y no al panadero. Parece obvio, pero muchas veces pedimos consejo a la persona incorrecta. Si ponemos en práctica el consejo que nos dio el panadero para construir la casa… ¡ya te imaginarás cómo quedará la casa!

 

3.- Ayúdale a conseguir su meta

La única manera de que tu Mamut te ayude a lograr tu meta es que quiera hacerlo. Nuevamente, es muy obvio y sin embargo, muchas veces nos saltamos este paso, queremos que la persona nos ayude, y a veces, ¡no sabemos ni su nombre! Los seres humanos funcionamos con un principio de reciprocidad: si me ayudas, yo te ayudo. Primero tienes que ayudarle a lograr su meta.

 

Lo que necesitas saber de ti:

 

Tus fortalezas

No quieres ser el panadero dando consejos de construcción. Necesitas saber que eres panadero, o arquitecto, o doctor, o veterinario, y más a profundidad, necesitas saber cuáles son tus fortalezas, eso que:

  • Haces muy bien desde pequeño.
  • Siempre te han dicho los que eres muy bueno.
  • Se te facilita y seguirías haciendo aunque no te pagaran.

Por ejemplo, tal vez seas muy bueno para:

  • Maximizar los recursos y detectar los puntos fuertes en los demás.
  • Aprender y poner en práctica nuevos conocimientos.
  • Profundizar en una plática hasta llegar a la raíz del éxito o de la falla.
  • Documentar y archivar lo u sucede.
  • Actuar rápidamente.

 

Tus recursos

Alguna vez te has dicho: si tan solo tuviera ese coche, o si conociera a Fausto, o si pudiera hacer eso que él hace…

Sería más fácil para quien tiene el coche, conoce a Fausto o puede leer muy rápido, saber lo que tú necesitas  y así ayudarte específicamente.

Primero necesitas saber cuáles son tus recursos:

  • ¿Qué tengo?
    • Casas
    • Coches
    • Ropa
    • Dispositivos
    • Libros, tazas, plantas, etc.
  • ¿Cuáles son mis relaciones fuertes?
    • Familiares
    • Del trabajo
    • Del club
    • Extranjeras
  • ¿Qué sé hacer muy bien?
    • Escribir en mi diario
    • Visualizar
    • Pensar estratégicamente

Y ahora sí, ayudarlo específicamente.

 

Lo que necesitas saber de tu Mamut:

 

Su sueño

De chiquitos queríamos ser bomberos, policías, o enfermeras. Luego queríamos una casa, un coche, casarnos, tener hijos. Después, salud, amor, bien estar. No importa cuál sea su sueño, tú vas a ayudarlo para que avance hacia su sueño y se mantenga apasionado y lleno de energía. Quieres a un Mamut lleno de acción que te ayude a lograr tu meta.

 

La meta en conjunto

Si el sueño de tu Mamut es construir un hospital en Querétaro y tú no tienes ni idea de cómo construirlo, no te preocupes. Casi siempre el sueño de alguien más, es muy grande para ayudarlo por completo a lograrlo. No te alcanzaría la vida para lograr que Carlos construya el albergue, Mariana salve a los osos polares, Agustín abra su Universidad y Lorenza el zoológico; sin embargo, todos estos grandes sueños requieren la materialización de pequeñas metas y esas metas son las que harás tuyas para contribuir a que tu Mamut logre su sueño. Por ejemplo:

Si Lucas quiere construir el hospital, reflexiona en que lo puedes ayudar, tal vez una de tus relaciones Fuertes sea Susana quien tiene una empresa de Headhunting y seguro podría ayudar a tu genio cuando necesite personal para el hospital.

 

 

 

Esta tabla te ayudará bastante

Nombre de tu Mamut Tu fortaleza Tu recurso Su sueño Meta en conjunto
Lucas Maximizar puntos fuertes en las personas Relación con Susana: Headhunting Construir hospital Conseguir Directora de Recursos Humanos
Carlos
Mariana
Agustin
Lorenza

 

Imagina estos dos escenarios

En el primero no sabes lo que necesitas o quieres lograr. Comes con Lucas y  pláticas sobre el clima o política.

 

En el segundo sabes lo que quieres lograr: Vender tu libro. Y has ubicado a Lucas como uno de tus Mamuts pues él te ayudaría a promocionar tu libro en sus 3 librerías y conectarte con editores, publicistas, diseñadores, etc. Por lo que haces tú tarea: Determinas tu fortaleza para ayudarlo, tus recursos que más valor le dará, conoces su sueño y lo has desmenuzado hasta encontrar una meta en común. Ahora sí, mientras comen le pláticas de Susana y de lo buena que es para conseguir directores de recursos humanos, y de la manera en que podría beneficiarlo para construir el hospital en Querétaro.

 

¿Crees que cause el mismo impacto para conseguir tu meta el primer escenario que el segundo?

 

Imagínate lo que puedes lograr si dominas el sistema y lo aplicas con tus otros Mamuts.

La solución esa a tu alcance, solo tienes que hacerlo.

 

Me dará mucho gusto ayudarte a aplicar el sistema.

 

Muchas gracias por leer el artículo.

¿Tienes algún comentario? Déjalo en la sección de comentarios más abajo.

Si te gustó este artículo, compártelo con los botones de medios sociales en la parte inferior del mensaje. Gracias.

¿Te gustaría platicar sobre la manera en que pudo ayudarte a ser la/él mejor tú que puedas ser?
Escríbeme y con gusto te contacto

¡Gracias y hasta el próximo artículo!

 

¿Cómo elegir a tus Mamuts? Consíguelos en 3 pasos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: