El bosque comenzó a brillar mientras el sol se dormía. Las coronillas de los dos monjes que caminaban por ahí, casi lo reflejaban. Platicaban sobre el presente y lo felices que eran por simplemente ser; disfrutaban de las aves y su sonido; de las nubes y su vaivén. Contemplaban el presente.

Entonces la vieron: una preciosa chica apareció al otro lado del riachuelo. Uno de los monjes pensó: “yo no voy a acercarme, mis votos me lo prohíben, mantendré mi distancia de ella mientras cruzo el riachuelo”. Así lo hizo.

Llegaron a un riachuelo y para cruzarlo tenían que mojar sus pies, no les importaba, estaban ansiosos por disfrutarlo.

Entonces la vieron: una preciosa chica apareció al otro lado del riachuelo. Uno de los monjes pensó: “yo no voy a acercarme, mis votos me lo prohíben, mantendré mi distancia de ella mientras cruzo el riachuelo”. Así lo hizo.

El otro monje…el otro monje pensó: “que tanto es tantito, no pasa nada, la voy a ayudar”. Así lo hizo, cruzó el riachuelo, llegó con la hermosa mujer y le dijo: Tus zapatos están muy bonitos para que se echen a perder. La chica pensó: “Tiene razón, si se descomponen, ¡tan sólo me quedarían 49 pares más!”. El monje se ofreció a ayudarle y la chica aceptó. El monje la cargó y la llevó al otro lado del riachuelo, ambos estaban muy contentos, las miradas lo confirmaban. Se despidieron y tomaron sus caminos.

El monje contento alcanzó a su amigo que iba más adelante. Desde que se le emparejó sintió la energía que irradiaba del molesto amigo. No hubo palabras, simplemente caminaron y caminaron.

Pasaron dos horas y por fin llegaron a su santuario. Se sentaron en el patio, recargados en el gran árbol que tanto había escuchado sus pláticas. Entonces lo sacó, el monje que cruzó primero el riachuelo le dijo: “¡No lo puedo creer!, ¿cómo pudiste?, ¡estoy enojado y muy molesto por lo que sucedió!

Su amigo que aún seguía contento por ayudar a la bella chica a cruzar el riachuelo, lo miró profundo en los ojos y dijo: “Amigo mío, yo solté a la mujer 2 horas atrás, veo que tú aún la sigues cargando”.

PORTADA DE EBOOK 1 a

¿Tienes alguna pregunta? o quieres platicar de algo…

Me dará mucho gusto responderte

CENTRALIZADO ENCUENTRAME PNG[button size=”large” color=”black” url=”http://victorsuarez.mx/coaching/”]Coaching[/button][button size=”large” color=”black” url=”http://victorsuarez.mx/suscribete/”]Boletín[/button][button size=”large” color=”black” url=”https://www.facebook.com/Vicoach”]Facebook Vicoach[/button][button size=”large” color=”black” url=”https://twitter.com/victorsuarez”]Twitter Vicoach[/button][button size=”large” color=”black” url=”https://www.youtube.com/user/HumanosEnDesarrollo”]Vicoach en Youtube[/button][button size=”large” color=”black” url=”http://victorsuarez.pages.ontraport.net/coaching_individual”]Cumple tus metas[/button]

El monje que salvó los zapatos
Etiquetado en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: