Nada genera más estrés que la incertidumbre

Si te enfocas en lo que no puedes controlar te llenarás de incertidumbre.

¿Puedo controlar que Donald Trump siga siendo presidente?

trump

 

Sigue estos pasos para identificar lo que puedes controlar y lo que no.

1. Haz una lista

Divide una hoja en dos clomnas. Titula una de ellas: Lo que puedo controlar (controlables). Y la otra: Lo que no puedo controlar (incontrolables).

Escribe debajo de cada título lo que te preocupa, lo inconcluso, tus frentes abiertos. Por ejemplo:

  • Cambiar el foco.
  • Enviar a Mariana a estudiar a Argentina.
  • Contratar un nuevo gerente operaciones.
  • El calentamiento global.
  • La presidencia de Trump.
  • Escribir el artículo de ventas.

Algunas de estas acciones irán a controlables y otras a incontrolables.

Arranca lo que no puedes controlar, hazlo bolita y aviéntalo hacia atrás de ti .

¿Cómo te sientes? Más tranquilo, sereno, limpio de mente, se te quitó un peso de encima…
Ahora puedes enfocar tu energía, en lo que depende de ti.

La realización de lo controlable elevará tu vida a otro nivel

2. Define tú para qué, tu propósito.

  • ¿En quién me quiero convertir?
  • ¿Qué quiero lograr?
  • ¿Para qué estoy en esta vida?…

Asegúrate de que tus acciones estén alineadas con tu propósito y te acerquen hacia allá. No quieres realizar acciones que te alejen, consuman tiempo o no te lleven a ningún lugar.
Pregúntate:

  • ¿Para qué ando en bicicleta dos horas al día?
  • ¿Para qué hablo con Mariana una vez a la semana?

 

3. Prioriza.

Primero elimina lo que definitivamente NO tienes que estar haciendo:

  • Una composta.
  • Pintando la casa del vecino.
  • Escribiendo el libro sobre el apareamiento de las mariposas.

Recuerda tu propósito de vida y define la siguiente acción más importante por hacer.

 

4. Realiza tus acciones con excelencia.

Independiente a la presidencia de Trump, eres libre de realizar con excelencia las acciones que te convertirán en la persona que quieres ser y obtener lo que quieres lograr.
Nada ni nadie te detiene si cuentas con una meta clara, acciones concretas y la realizas todos los días con excelencia.
No des el 110%, pero tampoco el 90%. No te conformes con nada menos que el 100% de tu excelencia diaria.
Si hoy te desempeñas al 80% pensando que mañana podrás recuperarte, no lo harás. Nunca puedes desempeñarte más allá del 100%. Esfuérzate por dar el 100% de ti, ni más ni menos.

Te aseguro que de esta manera podrá gobernar quien sea y tú seguirás creciendo.

Muchas gracias por leer el artículo.

¿Tienes alguna sugerencia que te gustaría compartir? Deja una nota en la sección de comentarios abajo.

Si te gustó este artículo, compártelo con los botones de medios sociales en la parte inferior del mensaje.

¿Te gustaría platicar sobre la manera en que pudo ayudarte a ser la/él mejor tú que puedas ser?
Escríbeme y con gusto te contacto

Gracias y hasta el próximo artículo!

Vic

Trump presidente… ¿y a mí qué?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: