Agustín trabajaba en un formidable empresa. Le ofrecieron un ascenso que rechazó por su miedo de hablar en público.

Fernando tiene un extraordinario rancho y siempre ha deseado comprar el de al lado. Juan es su dueño, un hombre de 1.92 metros, fuerte y mal encarado. Fernando nunca ha ido a platicar con Juan pues le da miedo.

Si no escalas tu miedo se convertirá en pared y todas las oportunidades más allá de esa pared jamás se presentarán en tu vida.

Si no escalas un miedo se convertirá en una pared y todas las oportunidades que estén más allá de esa pared no se presentarán en tu vida.

Los miedos son alucinaciones mentales. Cuando les invitas un café te das cuenta que no estaban  tan feos. Al enfrentarlos y vencerlos, te das cuenta que eran más pequeños de lo que pensabas. Tu único remordimiento es: ¿por qué no lo enfrenté antes?

Esto se debe a la enculturación. Cuando eras pequeño, tus padres, maestros, amigos y todas la personas que influían en ti, sembraron su semilla en tu mente. Esta semilla es la manera en que percibían el mundo: sus creencias, miedos, limitaciones, lo que consideraban bueno y malo.

Ahora de adulto estas plantas han germinado en tu mente y hasta que no las cortes de raíz, seguirán obstaculizando el camino que puedes recorrer para encontrar nuevas oportunidades.

Para saber cuáles son tus miedos

 Atiende tus sensaciones

¿Te sudan las manos?, ¿se contrae el abdomen?, ¿tartamudeas? Algo está sucediendo y te está provocando miedo. Mantente atento para detectarlo y reflexionar: ¿qué estaba sucediendo?, ¿qué sucedía a mi alrededor?, ¿quiénes estaban? 

Reflexiona de manera intencional

Todas las mañanas responde, ¿a qué le tengo miedo? Tu respuesta cambiará con el tiempo hasta encontrar la causa.

Y no hablamos de miedos que te coloquen en alguna situación de peligro físico; más bien de miedos psicológicos.

Encuentra el obstáculo

¿Qué deseo hacer más que nada en el mundo? Y luego, ¿por qué no lo he hecho?, ¿qué me detiene? enfócate en esta respuesta, y escarba para encontrar el miedo.

“El crimen número uno del ser humano es ser deshonesto  consigo mismo”

Estos son algunos de los miedos más comunes:

  1. Miedo al fracaso: El éxito es un montón de fracasos.
  2. Miedo al éxito: Cuidado con el éxito porque “¿Qué van a decir de ti?”, decía mi abuela Lola.
  3. Miedo al rechazo: La única manera de saber si te rechazan es arriesgarte y saberlo.
  4. Miedo a no ser tan bueno o inteligente.
  5. Miedo a no tener suficiente: Aquellos con mentalidad ganar-perder.
  6. Miedo a ser diferente.
  7. Miedo a perder el control.
  8. Miedo a estar solo.
  9. Miedo a la enfermedad.
  10. Miedo al amor: ¿Rechazas para que no te hieran?
  11. Miedo a ser insignificante.

Para vencerlos sigue estos pasos

La siguientes acciones te pueden parecer poco comunes; sin embargo, en mis más de 10 años de experiencia me he dado cuenta que funcionan con cientos de clientes.

Recuerda lo que decía Einstein:

“Locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar diferentes resultados”

 

1. Escríbele una carta a tu miedo

Declara que el miedo ya no tiene poder sobre ti; por ejemplo:

“Estimadísimo miedo, quiero decirte que a partir de hoy soy libre. Antes tenías poder sobre mí y me obstaculizabas en este camino; sin embargo, ahora soy libre para recorrerlo y aprovechar todas las oportunidades que se presenten”.

Elige tu estilo para escribir la carta, la clave es declarar que eres libre de ese miedo y especificar los beneficios que te da esa libertad.

2. Platica tu miedo

Es parecido a comentar tu carta con tus amigos. Estás creando compromiso y ahora lo tendrás que hacer realidad.

3. Enfrenta tu miedo

Ésta técnica es la más drástica y rápida. Por ejemplo: Si te da miedo decirle a tu jefe que no puedes venir los domingos a trabajar, ve y habla con él.

Para hacerlo, primero ve la escena en tu mente. Será más fácil que lo lleves a la acción: Imagínate que estás con tu jefe en su oficina, primero conectas con él a nivel emocional, preparas el terreno y luego le dices que no podrás trabajar los domingos.

Establece una fecha de acción: el miércoles a las 11:30 hablaré con mi jefe.

Celebra cuando hayas triunfado. Te programarás a nivel subconsciente para detectar los siguientes miedos, enfrentarlos y vencerlos.

4. Cuelga un collage con las imágenes que deseas en tu vida

  • ¿Cómo quieres ser?
  • ¿A dónde quieres ir?
  • ¿Con quién quieres estar?

 

5. Cuéntate a ti mismo historias de tu maravillosa, poderosa, saludable y feliz vida

Todo en positivo y con mucho agradecimiento; por ejemplo:

“Me siento muy feliz por estar vivo, súper agradecido por lo que soy y las oportunidades que se presentan, por mi capacidad de aprender y, por supuesto, me siento muy agradecido por las personas que me aman (escribe sus nombres). Aprendo muy rápido y lo aplico de inmediato en mi trabajo para mantener mi libertad financiera…”.

La clave está en que TÚ lo creas. Ese enfoque provocará que comiences a hablar y actuar de manera acorde para alcanzar lo que te propongas.

“NADA HA CAMBIADO, SOLO YO HE CAMBIADO, POR LO TANTO TODO HA CAMBIADO”

¿Quieres que te ayude a vencer tus miedos?

Escríbeme y con mucho gusto te hablo para platicarte la manera en que podemos lograrlo:

Vence tus miedos
Etiquetado en:        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: